In Etología

El término coprofagia se define como el consumo de excremento, este tipo de comportamiento suele ser desagradable para los propietarios. Es normal cuando las perras se comen las heces de sus cachorros porque lo hacen con el fin de mantener el nido limpio y evitar que se acerquen depredadores y vean crías vulnerables. Una vez que los cachorros crecen, la madre continúa consumiendo las heces y algunos de estos lo consideran natural así que suelen optar por este comportamiento.

La coprofagia la pueden presentar perros y gatos aparentemente normales, sin que tengan algún trastorno gastrointestinal; pero lo más conveniente es valorar el estado de salud haciendo pruebas de laboratorio o incluso revisar los hábitos alimenticios y dieta de la mascota.

Cabe resaltar que existen 3 tipos de coprofagia: 

Quieres saber más

¡suscríbete!

Comments
  • Mr WordPress

    Hi, this is a comment.
    To delete a comment, just log in and view the post's comments. There you will have the option to edit or delete them.

0